Archivos mensuales: diciembre 2014

Vivir en red: nuestra privacidad

cheap-data-collection

Necesitamos estar en la red, pero a la vez necesitamos no estar sobreexpuestos a ella. Debemos controlar la información que queremos que sea pública y la que realmente lo es. Este es un tema realmente importante, sobre todos para aquellos que usamos Internet, de una forma que podríamos llamar “profesional”.

Pero, ¿como hacer esto?

Para empezar, debemos clasificar la información con respecto a Internet en cuatro áreas principales:

– Pública: Es la información que sabemos que esta accesible a cualquiera. Sabemos cual es ,como encontrarla y donde está. Para averiguarla, lo más fácil es teclear nuestro nombre completo en Google como si no nos conociéramos de nada, e intentar ver cuanta información sacamos de nosotros mismos. En teoría estos datos están bajo nuestro control y pueden ser rectificados o eliminados por nosotros mismos. En la practica no es así y se mezcla entonces con la información de tipo oculta.

– Compartida: Es información que nosotros hemos decidido publicar, pero solo para ciertas personas. Suele estar en redes sociales y en blogs. El problema esta en saber bien los permisos y en saber que, si se comparte con mucha gente (Ej: tenemos muchos amigos en Facebook y no seleccionamos que amigos) esta información se puede filtrar a terceros facilmente y pasar a ser publica sin nuestro control, lo que se convertiría en información oculta. Para controlar esto, por ejemplo Facebook nos ofreces muchas herramientas, como desde crear grupos de contactos con los que publicar o revisión de lo que se publica en biografía. Algunos piensa que estos métodos son demasiados engorrosos por lo que se decanta por una doble cuenta.

– Privada: No la compartimos, pero esta Internet por algún motivo. Datos de multas de trafico, expedientes académicos, etc. Suele ser información sensible y debemos tenerla vigilada. El tema del almacenamiento en la nube es problemático por este sentido también, ya que miles de documentos pueden ser accesibles a otras personas sin nuestro consentimiento.

– Oculta: Es la información publica que nosotros desconocemos que es publica. Es la más peligrosa ya que puede ser utilizada en nuestra contra.  Debemos mediante búsquedas y demás hallarla y eliminarla.

Ahora se plantea entonces un dilema, ¿que información debería ser publica?

Ejemplo: ¿Puede el hecho de que se sepa mis hobbys hacerme daño de alguna forma?

Si tu hobby es matar gatitos puede ser problemático, pero si tu hobby es estar en una protectora de animales puede ser beneficioso ; sobre todo si eres veterinario y deseas encontrar un puesto de trabajo en WWF. Otros en la misma situación pensaran que si esto se hace publico hay una motivación egoísta y no es ético, otros que son muchos los sentimientos vivido en esa experiencia en la protectora y que solo deben se compartidos con gente de confianza.

Otra veces un tipo de información que querías se hiciese publica puede llevar implícita otra que no: siguiendo el ejemplo de protectora, no quieres que se sepa que eres voluntario pero si publicas una foto con un perro en uniforme de la dicha asociación, no es muy dificil deducir…

 promo fb ejemplo

 “O está en Internet o no existe”

Sea como sea recuerda, controla que el limite en tu privacidad lo pones realmente tu.